Rata de alcantarilla

Control plaga de la Rata de alcantarilla

Control de plaga total de la Rata de alcantarilla

 

Todo lo que debes saber para combatir y protegerte de esta plaga de las Ratas de alcantarilla tan molesta  para tí, tu familia .

En control de plagas urbanas lo más común es que nos encontremos con las Ratas de alcantarilla.

También se les puede llamar Rata gris y Rata parda.

Su nombre científico es Rattus norvegicus (Berkenhout, 1769).

 

Descripción y características de la rata de alcantarilla:

 

Roedor de la familia de los múridos (Muridae) adaptado al medio urbano.

La cabeza y el cuerpo miden entre 17 y 26 cm de longitud, y la cola mide entre 14 y 22 cm.

Por tanto, la cola es más corta que el cuerpo, cosa que la diferencia de la Rata negra (Rattus rattus) que tiene una cola más larga.

Pesa entre 200 y 500 gr.

Tiene un cuerpo robusto y presenta una coloración gris oscura o marrón en la parte dorsal y gris clara en la parte ventral.

Además posee un gran oído y olfato, pero una mala visión.

Es de hábitos nocturnos.

Tiene una gran necesidad de agua.

Se desplaza entre 30 y 50 metros para su búsqueda de alimentos.

La Rata de alcantarilla es más agresiva que la Rata negra a la cual desplaza.

Aunque tiene una alimentación omnívora prefiere la carne, el pescado y los cereales.

Si el alimento le gusta, se saciará y regresará para comer más.

 

 

 

Ciclo biológico de la Rata de alcantarilla

 

En zonas urbanas donde tiene acceso a alimentación y refugio puede criar durante todo el año.

Llegan a la madurez sexual entre los 2 y 5 meses.

La hembra tiene una gestación de entre 21 y 25 días.

Pueden tener entre 6 y 14 crías, y la hembra al cabo del año puede tener entre 3 y 12 camadas.

Pueden vivir hasta 3 años.

 

Hábitat de las Ratas de alcantarilla

 

Tiene por hábito excavar madrigueras.

Prefiere vivir a ras de suelo y cerca de fuentes de agua.

Son animales sociales y se organizan jerárquicamente.

La red de alcantarillado es un óptimo para su desarrollo donde encuentra comida, agua y protección frente a las personas.

Prolifera en los asentamientos.

 

Cómo actuar frente a la rata de alcantarilla

Medidas de control frente a la Rata de alcantarilla

Medidas preventivas:

 

  • Culturales:

Mantener los accesos siempre cerrados.

Mantener los alimentos en envases cerrados de vidrio o metal.

Depositar las basuras siempre dentro de contenedores.

No dejar alimentos de animales domésticos a su alcance.

 

  • Higiénicas:

Mantener las instalaciones limpias, aseadas y ordenadas.

Evitar los alimentos a su alcance.

Evitar acumulación de objetos inservibles que puedan facilitar que encuentren refugio.

 

  • Estructurales:

Dirigir nuestra labor hacia la exclusión.

Hay que revisar las zonas por las que puedan acceder a casas y edificios para evitar su acceso.

Una rata puede acceder a través de aberturas de por lo menos 12 milímetros.

Sellar las aberturas con materiales resistentes a su dentadura.

Especial cuidado de puertas, ventanas, desagües, orificios de ventilación y cualquier abertura al exterior.

 

 

 

 

Control de plaga Rata de alcantarilla

Control de plaga Rata de alcantarilla

 

Medidas correctivas:

 

  • Mecánicas:

Existen en la actualidad gran cantidad de trampas: adhesivas, cepos, jaulas, trampas captura múltiple, trampas eléctricas, etc..

Hay que situar las trampas en las zonas que frecuentan y, en concreto, en las zonas de paso.

Las Ratas desconfían y actúan con cautela, lo cual lleva a que pasen varios días evitando la trampa.

Para tentar a las ratas, se recomienda utilizar algún tipo de alimento o atrayente.

 

  • Físicas:

Utilización de sonidos inaudibles para los seres humanos (infrasonidos y ultrasonidos).

Son de difícil uso, ya que no pueden llegar a todos los lugares, además, las ratas pueden acostumbrarse a ellos.

 

  • Biológicas:

Uso de depredadores como gatos y perros domésticos de razas especiales.

Y también uso de hurones para situaciones puntuales.

 

  • Químicas:

En la actualidad, el control químico está centrado en el uso de cebos rodenticidas con materias activas anticoagulantes que interrumpen los mecanismos de coagulación de la sangre.

Tras la ingesta de la dosis letal, la rata muere al cabo de unos días bien por derrames internos, bien por heridas que se hace y que no cierran.

Las materias activas anticoagulantes están divididas en dos clases: primera y segunda generación.

Las de primera generación (warfarina, clorofacinona, cumatetralilo, etc.) actúan mediante ingesta múltiple, la cual se lleva a cabo cuando la rata come entre 3 y 5 días seguidos el cebo.

Las de segunda generación (bromadiolona, difenacum, brodifacum, flocumafén, difetialona) pueden actuar mediante una ingesta única.

Ahora bien, alguna de estas materias activas son formuladas pequeñas cantidades por lo que es necesario que la rata realice dos o más ingestas para llegar a la dosis letal.

Este es el caso de la bromadiolona, la cual se formula al 0´005% cuando antes se podía formular al 0´01%.

Las materias activas son formuladas en diversos tipos de cebos.Los más habituales son en grano, en pellet, en pasta fresca, en bloque y en líquido bebible.

El uso de cada uno de estos cebos debe ser utilizado teniendo en cuenta las necesidades y condiciones de uso, así por ejemplo en un lugar con poco acceso al agua, un cebo con pasta o un cebo líquido será apetecible para las ratas.

Por otra parte, cada tipo de cebo tiene unas restricciones de uso, no podemos utilizar cebos en grano o pellet en exteriores y en alcantarillado tan solo se pueden utilizar bloques parafinados.

El uso de cebos rodenticidas en la vía pública se encuentra cada vez más restringido, a día de hoy, solo se pueden usar cebos en pasta fresca, bloques y líquidos.

En alcantarillado público, tan solo se pueden usar bloques que se encuentren sujetos mediante alambre.

En la calle, el rodenticida debe ir dentro de portacebos de seguridad.

Antes de usar cada producto, es necesario leer la hoja de inscripción en el registro de biocidas que nos indicará la especie diana contra la cual se puede utilizar, así como su ámbito de uso.

 

 

Planificación del tratamiento contra la Rata de alcantarilla

 

Es básico una buena inspección que nos indique las causas de por qué existe el problema de ratas (instalaciones en mal estado, alimento al alcance, etc.) y las zonas afectadas.

La efectividad del tratamiento de control de plagas estará ligado a la solución de sus causas, es por ello que junto con el tratamiento, se ha de dar solución a todas las deficiencias que evitarán además nuevas infestaciones.

Siempre que podamos utilizar algún método mecánico, se priorizará por delante del método químico.

Se pueden combinar ambos métodos destinando trampas a lugares sensibles como son zonas transitadas por personas o de elaboración de alimentos y en el resto de lugares que queden a resguardo, utilizar cebo rodenticida.

Un tratamiento debe contemplar la protección de las instalaciones desde el interior en los puntos críticos como entradas de personas y mercancías, entradas de suministros, cuartos técnicos, etc..

Se recomienda la instalación de puntos de control en el perímetro exterior solo si está justificado.También se recomienda, el uso de placebos en los puntos de control, los cuales serán sustituidos por cebos con materia activa cuando se detecten ratas.

Control de plagas

Ir arriba
error: Content is protected !!